Paname quiere decir, en argot familiar, París.

Es de las primeras palabras que me enseñaron durante mi Erasmus en París, mi ciudad preferida. Una época en la que aprendí mucho y donde empecé a interesarme de verdad por el mundo de la Comunicación y Educación.

A lo largo de mi carrera profesional he sido responsable del departamento de Prensa-Comunicación en diferentes espacios. Entre otros, en entidades dedicadas a la educación en el tiempo libre; en el sector editorial, especialmente en editoriales infantiles; en el mundo de las aplicaciones móviles para padres con hijos; y en medios de comunicación especializados en el ocio familiar. Además, como que todavía me queda energía para rato, también soy colaboradora puntual en diferentes editoriales de libros de texto y publicaciones dirigidas a un público familiar.

Ahora también tengo mi propia agencia de comunicación especializada en el público infantil y familiar. De hecho, Paname Comunica nace con la voluntad de dar respuesta y soluciones en el ámbito de la comunicación a las pequeñas empresas de este sector, cada vez más creciente y con más valor en la sociedad.

Proyectos creados por personas que aman su marca, casi como a un hijo. Y que por eso buscan a un profesional que capte a la perfección la idea que quieren transmitir y utilice todas las herramientas posibles para comunicarla y llegar a su público.

Paname es rigor, dedicación y trato personalizado